Revista Tierra Adentro 98 - 99, Ciencia y cultura del volcán - Jaime Sabines (1926-1999)

Varios autores

Más de la colección

Tal para cual

Manuel Eduardo de Gorostiza

Dirección General de Publicaciones


Baile y cochino

José Tomás de Cuéllar

Dirección General de Publicaciones


Ver más

Revista Tierra Adentro 98 - 99, Ciencia y cultura del volcán - Jaime Sabines (1926-1999)

"Aquí Dios se detuvo,/ se detiene,/ se abstiene de sí mismo, se complace". Tal dice Jaime Sabines (1926-1999) en los postreros versos de su poema "Las montañas". Se refiere el poeta a esos milagros de la altura, lo más cerca del cielo; a esas masas "de árboles y de agua, / de una luz que se toca con los dedos". Altura lírica, en la orografía cultural mexicana, el gran poeta chiapaneco falleció en la ciudad de México el pasado 19 de marzo, cuando esta entrega de Tierra Adentro se encontraba prácticamente lista. Aquí, entre las montañas y los volcanes, nos acompaña, en anticipo del próximo número de nuestra revista que, de manera amplia y múltiple, le dedicaremos en homenaje. Julio Glockner, acucioso investigador y autor del libro Los volcanes sagrados, señala que "el culto a los cerros, volcanes y montañas ha sido una costumbre universal asociada a un primigenio afán humano por vincular la tierra con el cielo, por acercar el mundo de los hombres al mundo de los dioses". Entre los accidentes geográficos, los volcanes son de los más admirados y temidos, pues su violencia, muchas veces devastadora, inspira aprensión pero también respeto y reverencia. Los volcanes tienen que ver con la catástrofe, con la violencia natural, con el desastre, pero también con la fertilidad y con la belleza; de ahí que a lo largo de la historia humana hayan ejercido, y sigan ejerciendo, una especial atracción y fascinación. En torno de ellos se ha tejido una serie de leyendas populares vivas y actuantes y se han creado obras perdurables en los diversos campos del arte: literatura, pintura, escultura, música, danza, fotografía, etcétera. En una obra teatral reciente, y a propósito del Volcán de Colima, Emilio Carbadillo hace hablar del siguiente modo a uno de sus personajes: "El volcán. Ya lo estás conociendo. Aquí está, puesto, grande, precioso, con el humo que sale como una nube. Pero te hace temblar. Llueve ceniza y, claro, es bueno lo que llueve, fertiliza la tierra… Hasta que se revienta y escupe fuego". En el presente número abrimos las páginas de Tierra Adentro a una parte de la ciencia y la cultura relacionadas con el volcán, con los volcanes, y al tiempo que penetramos, muy particularmente, en la historia y en las erupciones recientes del Volcán de Colima, nos adentramos, así, en una región cultural específica: la que conforman las ciudades y los pueblos de Colima y Jalisco aledaños a las faldas de este volcán; región ésta que hadado a la cultural nacional, cumbres humanas de la talla de José Clemente Orozco, Juan Rulfo y Juan José Arreola. Complementamos estas páginas con una celebración: la del sabio alemán Alexander von Humboldt (1769-1848), naturalista que, entre otras múltiples contribuciones, fue pionero en el estudio de las cordilleras y los volcanes. El 6 de julio de 1999 se cumple el bicentenario de su llegada a América. Recordamos, asimismo, al poeta y narrador nayarita Amado Nervo (1870-1919), gran presencia de la cultura del occidente de México, en el octogésimo aniversario de su muerte. En la realización de este número, agradecemos el apoyo y la colaboración de las Secretarías de Cultura de Colima y Jalisco (instancias organizadoras del Primer Festival del Volcán), el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Observatorio Vulcanológico de la Universidad de Colima. - "Jaime Sabines –escribió José Emilio Pacheco- es uno de los escasos poetas mexicanos que verdaderamente ha hecho una obra: un impresionante Recuento y, digamos, cinco poemas (no necesariamente los mismos para cada lector) que están entre los grandes de su lengua y de su siglo". Este juicio resume, de algún modo, la admiración inmediata y duradera que despertó la poesía Jaime Sabines (Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, 1926-ciudad de México, 1999), lo mismo entre la crítica más calificada y exigente que entre su vasto público lector. Fallecido en la ciudad de México, el 19 de marzo, Jaime Sabines estaba por cumplir (el 25 de marzo) 73 años de edad. Esta entrega de Tierra Adentro constituye una parte del homenaje nacional a esta relevante figura de la poesía mexicana que se inició el 23 de abril, en el marco del Día Mundial del Libro, y que incluye, entre otras múltiples actividades, reediciones de su obra poética, programas televisivos y radiofónicos y, por supuesto, la invitación a leer y releer su gran poesía. En estas páginas, rendimos tributo a la generosidad y al talento sabinianos a través de una valoración múltiple que abarca el testimonio, el ensayo, la danza, el cine, el teatro, la música, las artes plásticas y, por supuesto, la poesía, todos ellos ámbitos o disciplinas donde la obra de Jaime Sabines marcó, desde sus inicios y de modo definitivo, a sus lectores. En 1955, Rubén Salazar Mallén, que fue uno de los mayores impulsores del primer Sabines, lo destacó como "el mejor poeta joven de México" en un texto ("La sombra de la provincia") donde exigía que nuestro país abriera sus horizontes a lo verdaderamente nacional. "El desprecio a la provincia –advirtió entonces Salazar Mallén-, a lo que entre nosotros se llama la provincia o, más bien, su olvido, es una maldición que aplasta a México. No se sabe, no se puede calcular siquiera, qué cantidad de posibilidades, qué volumen de energías fecundas se pierden en México por culpa del olvido de la provincia". Y Elías Nandino, por su parte, otro de sus tempranos admiradores en 1956, en una reseña epistolar de Tarumba, le entregaba este elogio: "No sé cuál preferir de sus poemas, pero sí debo decirle que no tiene ninguno que esté vacío". Vivía entonces Sabines en Tuxtla Gutiérrez y trabajaba tras el mostrador de una tienda. ("Detrás del mostrador de una tienda de ropa… me puse a aprender humildad y paciencia", diría el poeta en 1959.) Luego de haber estudiado en la capital del país, había regresado a su ciudad natal, donde escribiría muchas de sus mejores páginas y algunos de sus libros más significativos. Con el tiempo, Sabines se convertiría, tal como afirma José Emilio Pacheco, en uno de los grandes poetas contemporáneos de nuestra lengua y en un fenómeno extraordinario de popularidad donde, insólitamente, la poesía convocó multitudes, en lo que Carlos Monsiváis denominó "una devoción y una liturgia". A través de sus libros Horal (1950), La señal (1951), Adán y Eva (1952), Tarumba (1956), Diario semanario y poemas en prosa (1961), Yuria (1967), Maltiempo (1972) y Algo sobre la muerte del mayor Sabines (1973), y de algunos poemas arquetípicos, "Lento, amargo animal…", "Yo no lo sé de cierto…", "Los amorosos", "Tía Chofi", "No es que muera de amor…", etcétera, Jaime Sabines le dio nuevo vigor a la poesía mexicana y convocó a una legión de lectores dentro de una tradición popular que incluye, destacadamente, a otros poetas del interior del país como Salvador Díaz Mirón, Amado Nervo y Ramón López Velarde. En la realización de este número, agradecemos públicamente las facilidades y el apoyo que nos brindó a la familia Sabines, así como la disposición entusiasta de los artistas que participan en estas páginas. No podía ser de otro modo: en la imagen diversa que aquí se ofrece, la poesía de Jaime Sabines enfatiza su enorme poder de convocatoria.

Ficha Técnica
Título Revista Tierra Adentro 98 - 99, Ciencia y cultura del volcán - Jaime Sabines (1926-1999) 98 - 99
Creador Varios autores
Fecha 06/01/1999 - 08/01/1999
Tipo de objeto Revista
Institución Dirección General de Publicaciones
Colección Fondo Editorial Tierra Adentro
Dimensión 96 pp, 107.224 MB, 96 pp, 119.127 MB
Formatos disponibles PDF
Editorial CONACULTA / Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Regional
Media Texto
Derechos Reservados
Declaración de uso Uso restringido
Identificador oai:mexicana.cultura.gob.mx:0009842/0000092

Anotaciones

¿Qué son las anotaciones?

Las anotaciones buscan mejorar y enriquecer la información de cada uno de los objetos digitales que se encuentran disponibles en Mexicana. En caso de que conozcas datos relevantes sobre este objeto en específico, te invitamos a participar agregando y compartiendo dicha información, la cual pasará por un proceso de validación antes de ser visible en la plataforma. ¡Muchas gracias por tu anotación!

Inicia sesión

Registrate

REGISTROS RELACIONADOS

CREA TUS COLECCIONES

REGÍSTRATE PARA GUARDAR TUS FAVORITOS

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión aquí

Secretaría de Cultura, 2017. Todos los derechos reservados.